jueves, 6 de noviembre de 2008

TRIBUTO A JUAN CAMILO MOURIÑO.


Trabajador incansable, luchador diario. Juan Camilo Mouriño, ministro del Interior y mano derecha del presidente Felipe Calderón, tuvo éxito en la política desde joven. Su mayor deseo era eliminar la mafia presente en México y que los ciudadanos fueran libres, por ello disfrutaba de un gran apoyo social.
México pierde un bastión importante de cara a la lucha contra el narcotráfico y demás ilegalidades presentes en el país, pero gana un espíritu que no debe perder, una referencia que hará que México sea cada vez mejor.
Desde la cercanía a su familia expreso mi más profundo dolor, la figura de Juan Camilo debe ser un acicate para la lucha diaria y un ejemplo para todos.

1 comentario:

Hugo dijo...

Desde Mexico un fuerte abrazo y gracias por dedicar esas bonitas palabras a un hombre de la valía de Juan Camilo.
Saludos.